Back to blog

El síndrome del blog insostenible

June 9, 2014 - Posted in Blogging Posted by:

Tags: , ,

Si alguna vez has tenido un blog seguramente estás pasando o pasaste por las siguientes etapas:

El primer post: tu primer post es un post de bienvenida y prometes postear periódicamente, en muchas ocasiones dices algo así como “salvo que un desastre suceda no podré postear” porque de antemano sabes que no estás seguro de qué se trata un blog.

Temas random: la emoción de entrar a tu blog y ver un post te pone en un estado de mucha emoción, quieres que al menos hayan unos 3 o 4 posts para que no se vea tan vacío y la emoción te invade solo al pensar que vas a escribir y publicar.

¿Por qué nadie me lee? revisas tu primer post y quizá encuentres que algún buen amigo se tocó el corazón y te dejó un comentario como: “muchas felicidades, aquí estaré pendiente de tus [escritos]”. Sin embargo el resto se encuentra sin movimiento.

No sé qué escribir: la emoción se empieza a terminar y los temas también. No sabes que escribir y buscas inspirarte ya sea en otros blogs, twitter, tu trabajo, tu vida personal o la música como muchas veces es mi caso.

Tu blog está en standby (Parte 1): por no decir que ya no has escrito nada. Es que honestamente no se te viene un tema a la cabeza y tampoco vas a escribir cualquier tontería, pero como! Si tú eres una persona muy seria!

El remordimiento: lees otros blogs y te preguntas ¿cómo le hacen para ser tan creativos y no dejar de escribir?

El reencuentro fallido con tu blog: La presión se apodera de ti y te esfuerzas por escribir algo, no sabes qué, pero tienes que escribir algo, es que no se puede quedar así de vacío, que van a decir de ti, que no terminas lo que empiezas o que eres un fraude.

Posts huecos: en el mejor de los casos escribes un par de posts que no tienen mucho sentido o valor.

Si no has pasado por alguna de estas etapas, seguramente estás haciendo algo bien, pero no nos creamos cinta negra en bloggear porque bloggear es complicado! Es una actividad que requiere compromiso, un objetivo fijo, y lo más importante de todo, bloggear debe ser un espacio libre de presión y eso es algo difícil de entender.

Consejos para tu blog


1. Cuando se te ocurra la idea de empezar un blog o cuando tu blog se encuentra en standby, siéntate en aquel lugar cómodo que tú sabes cuál es, y pregúntate ¿para qué quiero un blog? tu respuesta debe ser honesta y podría ser alguna de estas:

– La neta para nada, no tengo mucho que decir, ja!
– Quiero que las personas me conozcan
– Quiero que las personas sepan que soy un experto en ___________
– Quiero que me lean cierto tipo de personas
– Quiero salvar el planeta con mis posts
– Quiero resolver el hambre en el mundo
– Quiero desaparecer el reggaeton
– Quiero escribir de TODO

Nota que la gran mayoría de las respuestas empiezan por un “quiero” y esto responde a un objetivo, este objetivo te va ayudar mucho a identificar los temas de los que vas hablar y el segmento de mercado al que te vas a dirigir.

2. Es necesario que definas un tema y un mercado, esto te va facilitar los temas y la manera en la que vas a comunicar a través de tus posts. Se transparente contigo mismo y con las personas que pueden leerte y no intentes ser alguien que no eres, porque se nota.

3. Comprométete con la periodicidad de tus posts pero no alucines. Empieza por algo sencillo, quizá 1 post cada 15 días o al mes, pero hazlo.

4. Tu post puede ser redactado de forma libre, o tener una estructura por ejemplo:

– Antecedente
– Define un problema
– Soluciones al problema
– Tu propuesta de valor
– Conclusión

5. Dedica tiempo a tu post. No lo hagas solo por hacerlo. Tanto tu blog como cada uno de tus posts deben de tener un objetivo claro, defínelo.

6. De ser posible acompáñalo con datos duros y estadística sin hacerlo aburrido. Créeme que si logras atraer la atención con tu tema, nos vas atrapar cuando lo acompañes de argumentos sólidos.

7. No te presiones si no tienes nada que escribir. Está bien, hiciste un compromiso, pero tu compromiso mayor debe ser la calidad. Así que abstente de escribir posts huecos y sin valor que te resten credibilidad y comprométete a que tu próximo post va ser épico.

8. Se honesto cuando te aburras del tema o mercado que escogiste. Tus intereses cambiarán conforme pasa el tiempo y eso es normal, mantente fiel a tu persona, a tus pensamientos e intenta escribir de algo que te guste y te interese.

9. Comparte tu contenido, no creas que cuando haces clic en “Publish” los usuarios llegan a tu post por la buena vibra que transmites desde tu computadora. Publícalo en redes sociales, compártelo con tus amigos y pregúntales su opinión.

10. Pide feedback, no solo de los temas que publicas, sino de la forma en la que escribes, pregunta a tus amigos si les gusta el tema, pregúntales que entendieron y compáralo con el objetivo que tu te planteaste, si conseguiste lo que esperabas muchas felicidades, sino, realiza mejoras en tu próximo post.

Conclusión

No hagas de tu blog una monserga. No lo conviertas en algo insostenible comprometiéndote a escribir sobre temas que no conoces o con una periodicidad que no podrás cumplir.

La única obligación que tenemos en este mundo es ser felices, así que paremos de sufrir con el blogging y convirtámoslo en una herramienta más para alcanzar esa felicidad, así que no pares!, sigue!, sigue! (como la canción).

Si has pasado por alguna de estas etapas o considera que hizo falta alguna, escríbelo en los comentarios y si tienes un blog compártelo también aquí abajo.

Comentarios